viernes, 31 de agosto de 2007


Hoy sólo puedo escribir para despedirme de mi madre y decirle que nunca olvidaré su cariño y su fuerza.Se ha ido tan rápido que casi no nos da tiempo a asimilar todo lo que ha pasado. Estaba recuperada de la perdida de mi padre y pensando en disfrutar de su jubilación para hacer todo lo que siempre habia querido. Sólo nos queda recordar su espiritu siempre joven y sus ganas de vivir la vida y aprovecharla al máximo. Ella siempre decía que su frase favorita era "Carpe Diem".
Donde estés te mando mi corazón
Silvia

1 comentario:

luis manuel dijo...

Nosotros todavia no nos hacemos a la idea de que no esté aquí en el mundo terrenal pero sabemos que siempre y digo siempre estará presente en nuestros corazones y en nuestra vida. Te queremos N.S.C